Vol. 13, Núm. 1 (2008)

Revista EL TECNOLÓGICO

Portada
Desde la Universidad Tecnológica de Panamá miramos con consternación el grado de conflicto social que se amasa en nuestro país, cuando, a la par de tales expresiones de desasosiego social, el Ministerio de Economía y Finanzas reporta que el crecimiento de la creación de riqueza nacional supera el 10% el año pasado (el más alto de América Latina) y la inversión extranjera alcanza índices que nos hacen la envidia de nuestros vecinos. Esta paradoja forma parte, no de una expresión coyuntural, sino de un mal estructural al que se debe atender con la visión amplia del que no sabe que la fiebre no está en las sábanas.

Que la sociedad panameña está polarizada no es dictamen nuevo. Pero más que una polarización que atienda a cuestionables perspectivas políticas (de izquierdas o de derechas, como antes se decía), está en la injustificable polaridad entre la creciente rique­za de los menos y la creciente depauperización de los más, una polarización que incluso se ha instalado en el propio sistema educativo, donde debemos recono­cer la existencia de circuitos diferenciado con una educación de calidad para los menos y de una educa­ción mediocre para la mayoría.

No debe perderse de vista que la educación es un medio de movilidad social, amén de ser el sistema de reproducción social por excelencia. Por ello, cuando la sociedad marcha mal, la educación tiende a ir por idéntico derrotero y lo que antes eran peldaflos de una escalera entre niveles sociales, se torna abismo infranqueable.

Ahora bien, esto no es una ley mecánica, sino una tendencia que puede revertirse con estrategias que, partiendo del conocimiento de las tendencias y sus causas.atienda a un"deber ser" capaz de movilizar fuerzas y crear ejemplos de un hacer y ser distintos, esto es, de una educación mejor y mejorada, de una calidad superior.

La UTP se presenta al país como el ejemplo de este querer hacer la diferencia. Nuestro sistema de ingresos, la exigencia del rigor académico, el mejora­miento de la planta docente y la apuesta por la inves­tigación científica son expresiones reales de este apostar por la calidad, aún en un mar de falencias de sobra conocidas y diagnosticadas. Urge, por tanto, que los apoyos para este experimento de "lo público con calidad", no naufrague en nuestro país, y que aparezcan otros ejemplos y se consoliden otras políti­cas públicas que, aunque tímidas y cuestionadas por los que no conocen lo que es acostarse cotidiana­mente con hambre (léase PRODE y Red de Protección Social), apunten a romper el círculo perverso de la pobreza y la exclusión que ya se hizo intergeneracional en Panamá. Confiemos en que mediante una educación de calidad, a todos los niveles, el país logre dar pasos firmes para revertir el proceso que esta creando una bomba social.

Número completo

Ver o descargar el número completo   PDF

Tabla de contenidos

Actualidad

Óscar Barria
6
Cecilio Hernández
8-9
Liseth Lezcano
10

Opinión

José Guillermo Ros-Zanet
11

Ambiente

Zuyin Zamora
12
Ignacio Chang
13

Empresa

Sidia Moreno Rojas
17

Tecnociencias

Zuyin Zamora
18

Perfil

María Felix Nieto
19

Idioma

Ricardo Benítez
22
Rafael Candanedo
23

Cultura

Klenya Morales
24

Pulso Universitario

Zuyin Zamora
25

Centros Regionales

UTP DICOMES
26

Reporteando

Liseth Lezcano
27





© 2016 Portal de Revistas de la Universidad Tecnológica de Panamá
Este sitio es un componente del proyecto UTP-Ridda2
Utilizando Open Journal Systems