Erenhá y las palomas

Luigi Lescure

Resumen


Cuando al día siguiente vio la primera paloma revoloteando tras la ventana, sonrió y pensó “qué casualidad”. Ver la segunda le produjo sospecha. Al sumarse la tercera al vigilante vuelo de las otras dos, que nunca se marchaban ni lo dejaban solo, lo invadió un extraño temor que iba creciendo con cada nueva ave que llegaba hasta el balcón de su apartamento. Erenhá le había prometido enviarle un beso cada mañana con una paloma mensajera. Le dijo que ellas cuidarían del amor que él le juró y al que ella entregó su corazón y su cuerpo primerizos.

Texto completo:

PDF


Copyright (c) 2016 Maga

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.



© 2016 Portal de Revistas de la Universidad Tecnológica de Panamá
Este sitio es un componente del proyecto UTP-Ridda2
Utilizando Open Journal Systems