La habilidad para identificar problemas y reconocer múltiples soluciones, o pensar en soluciones completamente nuevas, es una característica esencial de todo profesional sobresaliente. Con esto en mente, me atrevo a asegurar que esta habilidad exige, en el presente y el futuro, altas dosis de creatividad e imaginación espontánea, recurrente y creciente entre los ingenieros que formamos. Aun cuando la ingeniería se entiende como un tema técnico que necesita una sólida comprensión de la ciencia y las matemáticas, la creatividad y la imaginación son claves para lograr nuevas soluciones y diseños de ingeniería. Los ingenieros deben desarrollar su lado creativo para pensar de forma distinta y poder así iniciar e implementar nuevas ideas, y solucionar problemas. La habilidad de visualizar, imaginar, y pensar fuera de lo común son y serán habilidades muy valoradas en la ingeniería.

Publicado: 2018-12-11