Aplicación de la seda de araña en disipador de energía de impacto

Daniel Cooban, Dayberto Labastid, Haxel Ríos, Teresín Almanza, Nacarí Marín

Resumen


Motivados por el alto nivel de resistencia, tenacidad e histéresis que presenta la seda de araña y su capacidad de adaptación en diversas aplicaciones, en este artículo se propone utilizar este material para la fabricación de los guardarraíles. El guardarraíl es un disipador de energía de impacto que es utilizado como elemento de protección de seguridad vial pasiva. Actualmente se utiliza acero galvanizado para la fabricación de los guardarraíles, debido a su alta resistencia, sin embargo, también es cuestionable por su alta rigidez. En este sentido, se propone reemplazarlo con un material construido a base de tela de araña, con mayor flexibilidad y menor dureza para garantizar la protección vial. Para asegurar la durabilidad de la estructura y protegerla de condiciones climáticas adversas, se propone revestirla con un recubrimiento de caucho etileno propileno dieno. Los análisis comparativos se harán con la ayuda del software de ingeniería ANSYS.

Palabras clave


Guardarraíl; seda de araña; nephila Clavipes; caucho etileno propileno dieno (EPDM)

Texto completo:

HTML PDF


Copyright (c) 2017 Revista de Iniciación Científica

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.



© 2016 Portal de Revistas de la Universidad Tecnológica de Panamá
Este sitio es un componente del proyecto UTP-Ridda2
Utilizando Open Journal Systems