Editorial

Actualmente, las ciudades experimentan un rápido crecimiento y sufren un acelerado proceso de urbanización. Con aproximadamente 60% de la población mundial viviendo en regiones urbanas y sub-urbanas (de acuerdo a reportes de las Naciones Unidas de 2014), más y más personas se mueven a las ciudades con el consecuente aumento del consumo de energía y otros recursos, así como el aumento de la pobreza y multiplicidad de problemas sociales y ambientales. Por consiguiente, es necesario atender esta problemática y buscar mejores alternativas para transformar las ciudades en áreas donde se garantice una mejor calidad de vida a los ciudadanos, una que las convierta en “ciudades inteligentes”.

Publicado: 2016-12-15